Usando el marco en educación dramática y teatral

Autores/as

  • Carmel O’sullivan School of Education, Trinity College Dublin
  • Silke Franz School of Education, Trinity College Dublin
  • Ciara Fagan School of Education, Trinity College Dublin
  • Catalina Villanueva Traductora

Resumen

En la vida cotidiana, las experiencias se ‘enmarcan’ o se presentan desde perspectivas sociológicas, culturales, políticas, filosóficas, comunicacionales, históricas o psicológicas, y esto se ha vuelto cada vez más frecuente en nuestro mundo digital dominado por las redes sociales. Los marcos dan forma a la manera en que interactuamos y damos sentido a los eventos según cómo los presentemos o experimentemos. El cambio de marco puede resultar en una modificación del punto de vista que tenemos sobre nuestras circunstancias y ayudarnos a interpretar y dar sentido a las situaciones vividas. El término ‘marco’ se utiliza ampliamente en Drama in Education (DiE) y generalmente se remonta a la concepción sociológica de marco de Goffman (1974). En DiE, el marco es un principio importante de planificación y organización y un enfoque eficaz para estimular el pensamiento crítico, la práctica y la evaluación. En esta presentación, la Profesora Carmel O'Sullivan identifica los principios clave del marco y explora cómo el marco dramático ayuda a los/as participantes a identificarse con un rol, asumir un punto de vista asociado con ese rol en un escenario ficticio y lidiar con los obstáculos a los que se ven enfrentados/as (tensión dramática). Ella discute cómo se puede profundizar el marco para prevenir el mono-perspectivismo y cumplir varias funciones, como colocar a los/as participantes en relación con el evento dramático, aumentar la participación afectiva y al mismo tiempo proteger a quienes participan a través de la distancia del marco, crear tensión dramática y proporcionar nuevas perspectivas sobre los problemas (Davis, 2014; Eriksson, 2011; Heathcote, 1984).

Palabras clave:

Educación dramática, marco dramático, tensión dramática, Dorothy Heathcote